Back to top

Adaptación en España y en la UE

Adaptación en el ámbito europeo

En abril de 2013 se adoptó en la Unión Europea la Estrategia Europea de Adaptación al Cambio Climático, que sienta las bases y los principios de la política comunitaria en materia de adaptación.

Esta Estrategia define tres objetivos clave:

  1. Promover acciones de adaptación al cambio climático en los Estados Miembros y aportar fondos para ayudarles a desarrollar sus capacidades de adaptación y para adoptar medidas. También apoya la adaptación en las ciudades a través de la iniciativa del Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía.
  2. Promover la adaptación en sectores vulnerables clave como la agricultura, la pesca o la política de cohesión, asegurando que las infraestructuras europeas sean más resilientes y promoviendo el uso de los seguros contra catástrofes tanto naturales como de origien humano.
  3. Facilitar a todos los agentes implicados la toma de decisiones informada a través del incremento de programas de investigación y la recopilación e intercambio de información en materia de adaptación al cambio climático mediante la plataforma europea de adaptación al cambio climático como 'ventanilla única' (Climate-Adapt);

Un número creciente de países miembros de la Unión Europea ha adoptado una estrategia de adaptación nacional y varios de ellos han desarrollado y están implementando planes de acción.


Adaptación en el ámbito nacional

Como consecuencia de su elevada vulnerabilidad, la evaluación de impactos y la adopción de medidas de adaptación al cambio climático en España es un objetivo prioritario.

España ha sido uno de los primeros países europeos en desarrollar una política de adaptación, materializada en el año 2006 con la aprobación del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) y como respuesta a la Evaluación Preliminar de los Impactos en España por Efecto del Cambio Climático realizada en el 2005.

El PNACC se ha ido desarrollando desde entonces a través de Programas de Trabajo y estrechamente alineado con los principales instrumentos y elementos adoptados en el contexto europeo. En la actualidad está desarrollándose el tercer programa de trabajo 2014-2020.

En este sentido, el Plan Nacional de Adaptación es el marco general de referencia para las actividades de evaluación de impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático y proporciona la estructura global donde encajan las diferentes evaluaciones de los sectores, los sistemas y las regiones.

A su vez, el papel de la Oficina Española de Cambio Climático consiste en promover la generación de datos, herramientas e información relevantes para el desarrollo de cada evaluación de impactos y facilitar procesos participativos.

Sin embargo, la adaptación al cambio climático en nuestro país es un ámbito de trabajo muy complejo, en el que confluyen la dimensión pública y privada, donde hay competencias, responsabilidades y necesidad de coordinación en todos los